.

.

21 de septiembre de 2016

Cómo evitar la humedad en las bolsas de lechuga

En el mercado podemos encontrar una gran variedad de hojas de lechuga y verduras, envasadas y listas para consumir.

El envase suele ser una bolsa de celofán especial y se envasan en una atmósfera protegida y modificada en la que se introduce dióxido de carbono, no llevan conservantes, ni aditivos por lo que deben conservarse en frío.

Su período de caducidad va entre 7 o 10 días.

Antes de comprarlas comprobar la fecha de caducidad y mirar que las hojas se vean frescas.

Una vez abierto el envase su consumo debe ser rápido, la pérdida de aire hará que las hojas adquieran un color negro y pierdan su textura.

Hoy queremos compartir un pequeño truco que puede alargar un poco más el que las hojas se mantengan frescas.

Introducir en la bolsa dos hojas de papel absorbente de cocina, deben estar entre las hojas y el plástico, estas absorberán el exceso de agua que se forma en la bolsa ayudando a que las hojas se mantengan más frescas y firmes y cerramos con una pinza.

Fuente del truco: Dolorss