.

.

30 de enero de 2014

Bicarbonato sódico


El bicarbonato sódico - bicarbonato de sodio o baking soda - es un ingrediente que debería formar parte del fondo de despensa en nuestras  cocinas, ya que tiene diversas aplicaciones.


¿Qué es el bicarbonato sódico? es un compuesto sólido cristalino de color blanco que se presenta en polvo. Debido a su capacidad al mezclarse con otros ingredientes y liberar dióxido carbono, se utiliza como aditivo leudante y para la preparación de bebidas gaseosas.

¿Cómo funciona? al entrar en contacto con una mezcla húmeda y un ingrediente ácido, (yogur, leche, zumo de limón, cacao en polvo, miel..) la reacción química resultante produce burbujas de dióxido de carbono que se expanden al entrar en contacto con el calor del horno, haciendo que aumente el volumen de las masas que se está preparando. Por eso es importante que tan pronto cómo hemos añadido la cantidad que nos indica la receta de bicarbonato sódico a la masa, introducirla rápidamente en el horno, para que la reacción se produzca en el horno.

¿Donde utilizarlo? en preparaciones de repostería: como bizcochos, pasteles, galletas... que contengan algún ingrediente ácido.

Pero también podemos utilizarlo para ablandar otros alimentos, cómo, carnes, pescados... legumbres (añadiremos un poco de bicarbonato en el agua cuando las ponemos en remojo antes de cocinarlas, esto provoca que necesiten menos tiempo de cocción). También lo podemos utilizar para preparar bebidas gaseosas.

¿Qué cantidad debo poner? La que te indique la receta que vayas a preparar, normalmente varía entre 1/2 cucharita de café y 1 cucharita, si pusiéramos más podríamos obtener resultados desagradables al paladar, conseguiríamos un sabor demasiado amargo con gusto químico.

¿Cómo añadirlo a las preparaciones?, lo tamizaremos y mezclaremos junto con la harina, así nos aseguramos que su distribución en la masa sea uniforme.

¿ Cómo debemos conservarlo y cómo sabemos si todavía esta en buenas condiciones? El bicarbonato debe guardarse en botes herméticos. 

Para saber si aun esta activo podemos probarlo de dos maneras distintas:
  • Ponemos una cucharita de bicarbonato en un recipiente con agua tibia, si se forma espuma y burbujas inmediatamente es que está en buenas condiciones.
  • Otra forma de averiguarlo es mezclar una cucharita de bicarbonato y añadirle una cucharada de vinagre, se ha de producir inmediatamente una efervescencia.
No sustituir el  bicarbonato sódico por polvo de hornear, ya que no es lo mismo.

En el mercado lo podemos encontrar envasado en botes o en sobres. Estos sobres pueden ir acompañados de otro de diferente color que contiene cremor tártaro.

Sugerencias de recetas con bicarbonato sódico:

Bizcocho de zanahoria Galletas con frambuesas y nueces Bizcocho de chocolate con calabacín
Cookies con gotas de chocolate Madeleines con arándanos Calamares a la romana
  Calamarcitos con mahonesa de lima y jengibre Pretzels de frankfurt con salsa de mostaza y miel Tarta de queso y mousse de chocolate
 Tarta de plátano y nueces con frosting de queso

1 comentario:

  1. Anda, a algunas recetas sí que se lo he añadido en el marinado o empanado porque lo pedían, pero nunca he usado eso de poner agua y bicarbonato en carne antes de cocinarla. Miraré alguna preparación que lo haga para ver cómo hay que hacerlo :)

    Me ha encantado ver la de los pretzels, ¡¡no podía faltar!! Creo que no hay receta donde más me guste el efecto del bicarbonato, estaba pensando en si la vería abajo del todo al acabar de leer :P

    Pero es que en ese post habéis sacado recetones, ¿eh? :P

    Un beso, chicas!!

    ResponderEliminar

Esperamos que la entrada de hoy te haya gustado. Si tienes alguna duda o quieres comentar...no dudes que leemos y contestamos todos los mensajes.

Neus y Sonia, el equipo de Pienso...luego cocino