.

.

9 de mayo de 2013

Ciruelas


Ahora podemos comer toda la fruta todo el año, pero sin duda la ciruela es una de aquellas frutas que marca el buen tiempo, llega con los primeros rayos calientes a nuestros mercados y desaparece con las primeras tardes frías.

Las ciruelas son originarias del Cáucaso, Turquía y Persia, aunque los principales países productores son Argentina, Chile, Sudáfrica, EE.UU y en España destaca su cultivo en Aragón, la zona mediterránea, Sevilla y Lleida.

Clasificaremos las ciruelas según el color de su piel.

Amarillas: son frutas de sabor ácido y abundante jugo.

Rojas: de sabor dulzón y jugosas.

Negras: tienen una piel muy azulada, esta variedad es la mejor para cocinar.

Verdes, llamadas Claudia, son la variedad más dulce.

El principal componente de las ciruelas es el agua, con un alto contenido de hidratos de carbono, entre los que se encuentra el sorbitol, que tiene una leve acción laxante. Tiene un moderado contenido de provitamina A, además es rica en potasio.



Las ciruelas son muy refrescantes en los meses de calor, por lo que tomadas al natural son muy apetecibles, pero en la cocina también nos van a dar mucho juego en la elaboración de mermeladas, salsas para acompañar carnes o crepes o tortitas, pasteles, bizcochos, tartas con hojaldre, strudels... combinadas con otras frutas para preparar macedonias, con postres cremosos como yogures.

Sugerencias de recetas que se pueden preparar con ciruelas:

Mini strudel de melocotón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Esperamos que la entrada de hoy te haya gustado. Si tienes alguna duda o quieres comentar...no dudes que leemos y contestamos todos los mensajes.

Neus y Sonia, el equipo de Pienso...luego cocino