.

.

5 de octubre de 2016

Preparar magret de pato

Hoy os enseñaremos cómo cocinar un magret de pato para que os quede perfecto. No tiene mucha dificultad, sólo un par de cosas a tener en cuenta:

El magret de pato se cocina en su propia grasa, sin aceites añadidos, así conseguiremos que pierda toda la grasa y la piel quede crujiente.

El magret tendrá que estar a temperatura ambiente antes de cocinarlo, una hora antes retirarlo de la nevera. Para hacer que pierda la grasa, tenemos que hacer unos cortes en ella (con cuidado, sin cortar la carne), en forma de cruz, tal como se muestra en las imágenes. Tenemos que utilizar un cuchillo bien afilado y grande, para de un sólo movimiento poder hacer el corte en la grasa.


Una vez hechos los cortes, dispondremos el magret, con la grasa hacia abajo, en una sartén pequeña (sin aceite) y lo dejaremos cocinar a fuego bajo durante 15-20 minutos. Veréis cómo la sartén se llena de la grasa que se derrite. 

Una vez pasados los 15-20 minutos, retiraremos la grasa, giraremos el magret, lo salpimentaremos y lo cocinaremos 3-5 minutos (depende del punto deseado). Lo retiraremos de la sartén y lo dejaremos reposar envuelto en papel de aluminio durante 10 minutos. El magret se sirve cortado en rodajas gruesas.

Sugerencias de recetas:

    

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Esperamos que la entrada de hoy te haya gustado. Si tienes alguna duda o quieres comentar...no dudes que leemos y contestamos todos los mensajes.

Neus y Sonia, el equipo de Pienso...luego cocino